Leyendas de terror

Leyenda de la Hacienda embrujada de Cholul

leyendas de terror cholul

La Hacienda San Pedro Cholul es una hacienda abandonada del municipio de Mérida en el estado de Yucatán, México, se encuentra al oriente de la autopista que conduce de Mérida a Motul. El nombre San Pedro Cholul hace referencia al apóstol Simón Pedro y Cholul que en idioma maya significa “madera en el agua”.

Dicha hacienda tuvo su máximo esplendor durante el auge henequenero a finales del siglo XIX y principios del XX. Se cuentan dos historias que datan de esos tiempos, tratando de explicar el origen de su embrujo.

La primera de ellas dice que existía en el sitio una pareja de trabajadores que estaban a punto de contraer matrimonio, pero antes de que esto sucediera, un capataz de la hacienda, ultrajó a muchacha y como venganza el prometido le quitó la vida al agresor. Pero el pobre campesino al ser una buena persona, no pudo con el remordimiento de cargar a cuestas la muerte de un semejante, y se suicidó al poco tiempo. Al enterarse de esto, los padres del trabajador que eran brujos, lanzaron una maldición a la hacienda y todo el que se encontrara en ella… Sigue leyendo

Leyenda de la calle Jaén

La calle Jaén, se encuentra en el llamado Casco Viejo de la ciudad de La Paz, Bolivia, en la Zona Norte. Se dice que este ha sido un lugar con demasiada actividad paranormal desde que se tiene memoria. Y las personas cuentan los numerosos encuentros con fantasmas, apariciones y almas en pena.

Uno de ellos es Pedro Domingo Murillo, héroe de la independencia boliviana, que tiene un museo en su honor, en la mencionada calle. Muchas personas que caminan por ahí, en medio de la oscuridad nocturna, afirman que han sido perseguidas por la cabeza de Murillo, esta emite algunos quejidos dolosos y parece querer comunicarse con los asustados transeúntes, que corren llenos de terror para escapar de aquella cabeza flotante. Sigue leyendo

Leyenda de la Dama de blanco de Palavas

leyendas de terror dama de blanco de palavas

La Dama de blanco de Palavas, Francia, ha sido parte del folklore local durante mucho tiempo, formando parte del arsenal de cuentos de los viajeros nocturnos.

Se cuenta que el 20 de mayo de 1981 en Palavas, a medianoche, cuatro amigos volvían a Montpellier en su coche Renault rojo, dos chicas iban sentadas en el asiento trasero y dos varones adelante. Por el camino ven a una mujer de unos 50 años haciendo autoestop, la dama viste con impermeable blanco hasta las rodillas, se cubre la cabeza con un pañuelo del mismo color. Los jóvenes detienen el coche y se ofrecen a llevarla diciendo que ellos se dirigen a Montpellier, la señora sonríe, y se acomoda en el asiento de atrás en medio de ambas chicas. Sigue leyendo

Leyenda del Triángulo de Bridgewater

leyendas de terror triángulo de bridgewater

El Triángulo de Bridgewater es un área de cerca de 200 millas cuadradas (520 km2) en el sureste de Massachusetts en los Estados Unidos. Desde la época colonial la zona ha sido un sitio de presuntos fenómenos paranormales.

Situado a sólo 30 kilómetros al sur de Boston, esta área está delimitada por las ciudades de Massachusetts de Abington, de Rehoboth y Freetown, conformando el Triángulo de Bridgewater, nombrado así por el investigador paranormal Loren Coleman en 1970.

Justo en el centro del área está localizado el pantano Hockomock que en el idioma de los indios Wampanoag significa “el lugar donde moran los espíritus”, los nativos americanos ya apreciaron su carácter extraordinario cuando lo bautizaron así. Es, quizás, el lugar más misterioso gracias al cementerio indio de ocho mil años de antigüedad que contiene. Se cuenta que cuando los arqueólogos abrieron las tumbas se desprendió un polvo ocre tras el cual las tumbas desaparecieron y las fotografías que se tomaron no pudieron revelarse. Sigue leyendo

Leyenda de la Candileja

leyendas de terror candileja

La Candileja es una leyenda de Tolema y de los llanos Orientales en Colombia, es llamada luz viajera, se manifiesta como una bola ardiente de tres llamas, con brazos como tentáculos, que ilumina sus pasos con el chisporroteante fuego infernal, produciendo ruidos de trastos rotos.

Persigue a borrachos, infieles y a padres de familia irresponsables. Asusta también a los viajeros que transitan en horas avanzadas de la noche.

Según cuentan hace muchísimos años había una anciana que tenía dos nietos a quienes consentía demasiado. La abuela era tan alcahueta que la utilizaban como bestia de carga, y la montaban entre los dos. Sigue leyendo