Scroll to Top

Leyenda de El Silbón

Leyenda de terror El Silbón

La leyenda de El Silbón nació a mediados del siglo XIX en las llanuras de Guanarito, en Venezuela. Después la leyenda migró a los llanos de Cojedes y Barinas y hoy en día inclusive se la encuentra en ciertas zonas de la llanura colombiana.

Muchos son los habitantes de los llanos que dicen haberlo visto, estas apariciones son mas frecuentes en verano, cuando las tierras arden y se presentan intensas sequias. El Silbón se sienta en los troncos de los árboles y recoge polvo en sus manos. Pero cuando se llegan los días de humedad y lluvia cuando, la horrenda figura espectral vaga hambrienta de muerte, castigando a borrachos y mujeriegos, algunas veces hay víctimas inocentes.

Se dice que a los borrachos que encuentra por el llano les succiona el ombligo para beberse el aguardiente que ellos ingirieron, a los mujeriegos los despedaza y les quita los huesos, para meterlos en el saco donde guarda los restos de su padre.

Hay quien cuenta que es como un alargado gigante de unos seis metros, que camina moviéndose entre las copas de los árboles mientras emite su escalofriante silbido y hace crujir, dentro de su viejo y harapiento saco, los pálidos huesos de su infortunado padre; que fue en el pasado una de sus víctimas. Otros dicen que, es como la sombra de un hombre alto, flaco y con sombrero.

De forma curiosa cuando los silbidos se escuchan es cuando no hay peligro, pero ay de aquellos que lo escuchen en la distancia, porque es cuando mas cerca se encuentra. Unos piensan que escuchar su silbido es un presagio de la propia muerte, de la cual la única salvación es escuchar el ladrido de un perro; también se dice lo ahuyenta el ají (un fruto rojo y muy picante que se emplea como condimento) y el látigo, pues con aquello fue torturado cuando le echaron la maldición del perro Tureco.

En ciertas noches, El Silbón aparecerse cerca de las casas, dejando en el suelo el saco y poniéndose a contar los huesos uno a uno. Si una o más personas lo escuchan, no pasará nada; si nadie lo escucha, al amanecer un miembro de la familia nunca despertará.

Más relatos interesantes en: Leyendas y cuentos de terror

One thought on “Leyenda de El Silbón”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>