ahorcado

La Leyenda del Ahorcado

Luis trabajaba de peón en el campo desde sus doce años, a sus treinta y seis apenas tenía unos ahorritos, los cuales haba reunido con toda la ilusión de tener un pedazo de tierra propio, el cual trabajar para su provecho. Se presentó la oportunidad, un terreno de muy buen precio se había puesto a la venta en el rancho vecino, aun no tenía lo suficiente, pero el terreno era demasiado grande y bueno, así que lo habló con tres de sus compadres, todos estuvieron muy ilusionados, porque la oportunidad era única, alcanzaba para dividirlo en cuatro sin problemas y cada quien se llevaría buen pedazo sin gastar demasiado.

Quedando así de acuerdo adquirieron el terreno, lo dividieron en cuatro y rifaron las partes, a Luis le tocó la parte de  la orilla, que se distinguía por tener un gran árbol, con una sombra muy agradable. Se citaron bajo aquel gran árbol para celebrar la plantación de la primera semilla de manera simbólica, José era el primero que venía por el camino, desde lejos divisó algo que parecía colgar del árbol, pensando que alguien se le había adelantado y comenzado la celebración, apresurando el trote a su caballo, se acercó solo para darse cuenta que lo que pendía del árbol era un hombre, colgado… no pudo reconocerlo, pero se dice que aparecía ahí todos los días y por más que los compadres intentaron deshacerse del árbol cortándolo de diferentes maneras, este aparecía al siguiente día sin un rasguño y con el hombre colgando en su tronco.

El cuerpo del hombre ahorcado pertenecía a un campesino, que a pesar de trabajar duro se vio lleno de deudas, empezó a sentirse triste, preocupado… su desesperación llegó al punto tal que un día frente al campo, dándose cuenta que estaba perdido, pensó haber defraudado a su familia y lo asaltó la idea de que estarían mejor sin él. Tomó la cuerda de su caballo y se colgó en el tronco del árbol.

Tiempo después, cuando algunas personas pasaban frente al árbol, miraban el fantasma ahorcado del campesino. Quienes se atrevieron a acercarse al fantasma, escucharon sus gemidos y vieron gotear sus lágrimas.

Esta es una de las Leyendas de terror que recorren el mundo, en cada lugar se presenta de manera diferente, pero lo que no hace diferencia es la razón que provoca los hechos, todos caen por tristeza o preocupación.

Fuente: Leyendas de terror

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>