Cuentos de terror

Cuentos de terror

Cuento de terror el lugar oscuro

cuento de terror lugar oscuroAl abrir los ojos, solo había oscuridad, pero sabía que no estaba solo por los susurros, esos casi imperceptibles al oído, pero perturbadores para el corazón y la mente, esos que entraban en su cabeza taladrando hasta el fondo, haciendo vibrar su cerebro a causa de un miedo entonces desconocido.
Sigue leyendo

Cuento de terror del acosador

cuento de terror acosadorIsabel se veía nerviosa e intranquila, recordaba el encuentro con un extraño joven en la plaza, un total desconocido que se declaró admirador suyo y prometió ir a visitarla a casa en cualquier momento, pues ya sabía dónde vivía. Estaba en verdad asustada, no sabía si aquello fue tan solo una broma o en verdad se enfrentaba a un acosador. El mas mínimo ruido, le causaba un estado de estrés extremo, se comía las uñas, se jalaba el cabello, tiraba golpes al aire intentando defenderse hasta de su propia sombra.
Sigue leyendo

Cuento de terror advertencias

Cuento de terror advertenciasCaminaban las dos chicas por la calle oscura, ya entrada la madrugada, apresuraban el paso porque el mas mínimo soplar del viento les crispaba los nervios, de pronto, una de ellas se detiene súbitamente argumentando escuchar un extraño ruido, para antes de que pudiesen reaccionar, justo a sus espaldas, el sonido de algo golpeado con fuerza el pavimento, le hizo saltar.

Voltearon en automático, lanzando un tremendo grito al encontrarse con la visión de una anciana haraposa, con el cabello enmarañado, y los ojos completamente blancos. Ostentando una sonrisa casi perversa, golpea tres veces la calle con su bastón: —cuidado con el árbol sangriento…cuidadoooooo —les advirtió señalándolas con el dedo, y entrecortando su cavernosa voz. Para después simplemente marcharse hacia el rincón más oscuro de la calle, perdiéndose en una niebla que no se apreciaba segundos atrás.
Sigue leyendo

Cuento de terror una broma para Lucy

cuento de terror lucyAprovechando que Carla “la miedosa” estaba de visita en la nueva casa de Lucy, esta quiso hacerle una broma, al no ponerla sobre aviso al respecto de los múltiples ruidos nocturnos que ahí se escuchaban. Llegada la media noche, aun se encontraban poniéndose al día después de tanto tiempo sin verse, pero la dueña de la casa insistía en ir a dormir, para llevar a cabo su desconsiderado plan.
Sigue leyendo